26 julio 2007

*que lindoooo*

El año pasado para mi cumpleaños me dio como un ataque de ternura o de inamdurez, o como quieran llamrlo, y me compré unas velitas re lindas (bah! lo de lindas podemos discutirlo) para la torta. Tan simpáticas eran que les saqué unas fotos:



Pero la ternura duró poco.
Después decidi jugar a que se drogaban con ácido.
También les saqué fotos:



Cuando me aburrí de eso, jugué a que la velita estaba poseída o que simplemente moría quemada.



Cuando la ternura se agotó por completo.
Pero ya no quedaba nada de nada.
Le saqué una foto a el cerebro de una de ellas:


6 comentarios:

el señor de las manzanas dijo...

un blog exquisitamente estético. impecable como siempre.
ahí se ven!

demimente dijo...

sos genial!

Baterflai dijo...

Jajajaja!
Buenísimas!
En un cumple pusimos en poses eróticas (?) a las velitas de la torta (eran numeritos) --> bueno, sí, estamos un poquito como el perrito de la última foto; al final terminaron fumándose un pucho después de la maratón sexual que les hicimos vivir.

El episodio de los Playmobils aún vive en nuestro recuerdo.

numaleon dijo...

Una tragedia. Lo lamento. Parece Crónica esto.

Lucy dijo...

uah! siempre las odie, perdón sole pero nunca me parecieron lindas, son medio macumberas, no?

Mistique dijo...

Realmente me hiciste reir...
Supe tener esas mismas velas, pero había un par de payasitos también, que quedaron infamemente hechos pomada.

Beso.

PD: Congratulations por el blog. Me encanta el diseño.