01 agosto 2007

será distracción será

Hay dos cosas que me pasan frecuentemente y no son de mi agrado.

1.
Voy muy decidia a hacer algo, me dirijo hacia el lugar donde esta eso que voy a buscar o hacer y cuando llego: ups! ¿A que venía? ¿Que iba a hacer? ¿Sería algo importante? A ver... reconstruyamos el momento.... yo estaba haciendo tal cosa y entonces vine hasta acá y... no, no me acuerdo. ¿Que sería? Miro a mi alrededor en busca de una pista, de algo que me pueda hacer acordar para que fui hasta ahí. No hay caso, me olvidé. Vuelvo a lo que estaba con la esperanza de en un rato acordarme y esperando que no fuera nada urgente ni muy importante.

2.
Estoy charlando con alguien, muy contenta, lalala comentarios van, comentarios vienen y en una se me ocurre una acotación re divertida o importante. Entonces todo mi cuerpo indica que voy a decir algo, probablemente algun gesto en mi cara o con las manos genera expectativa en la otra persona. Cuando tengo la atención, cuando lo voy a decir, esa idea se esfuma. Desaparece! Me olvido por completo lo que iba a decir, pero no quedan ni rastros! Nada! Solo gente enojada por el amague.

10 comentarios:

Walter Hego dijo...

Soole: Eeeh ...


¡Mierda! ¿Qué te iba a decir?

SkyZo dijo...

Hay gente que cultiva eso del amague.
Es puro amague siempre, y siempre parece que está por revelar la esencia misma del universo.

Lo tuyo de última podría perdonarse.
Walter Hego, imperdonable lo tuyo,nos quemaste el chiste a todos los que veníamos atrás.
Todo mal. =P

Salú

Walter Hego dijo...

Skyzo: mea culpa, mea culpa, mea maxima culpa.

Horacio dijo...

a mí lo que más me embola es cuando dejo apoyado algo (en general papeles) en algún lugar porque necesito usar las manos (o porque sí) y después no me acuerdo dónde lo dejé... esto me pasa generalmente en el laburo, cuando voy de escritorio en escritorio, o la fotocopiadora, o una mesa cualquiera, o la cocina, o la impresora, o arriba del monitor, o no sé, donde sea, que siempre es el último lugar donde busco

demimente dijo...

Creo...pero solo creo...que ambas situaciones son características obligadas en gente torpe.

Me siento muy identificada.

Walter Hego dijo...

Horacio: ¿no es lógico que lo que precisás esté siempre en el último lugar donde lo buscás?

¿Cómo podría algo estar, por ejemplo, en el penúltimo lugar donde lo buscás? ¿Quién encuentra algo y sigue buscándolo?

sool dijo...

jajaja buen punto.
No serías muy inteligente si encontras algo en el segundo lugar y después seguis buscando un rato!

Pero ta, se entiende lo que dijo che... y es mas, a mi me pasa todo el tiempo. Y calculas que es el ultimo lugar por el tiempo que te llevo buscarlo. Es todo una cuestion de cálculos....

Horacio dijo...

es el último lugar porque después de ese no se me ocurría ninguno más dónde buscar :P

además walter no te abuses, porque vos leíste mi blog y conocés mis limitaciones intelectuales

sool dijo...

jajaj mira lo que le pedis al Walter!
El no deja ni dejará pasar ni una.

Esta bien creo... puede q sea su estrategia para llegar a la fama.

Horacio dijo...

está bien, suena coherente, porque mi estrategia para conservar el anonimato es dejar pasar todas