22 agosto 2007

dia de ejercicio

La mina fuma todos los cigarros diarios que puede, [mira mi pulmón aqui]toma casi todos los días menos los martes...algunos martes, se acuesta tarde y se levanta temprano. Trata de comer sano, pero el mundo no la deja. Pero la mina (yo) no se da por vencida. Ella quiere hacer ejercicio. Se acuerda de aquellas épocas en las que se sentía bien, épocas en las que corría ómnibus sin cansarse, que subía las escaleras sin tener que detenerse a respirar cada 8 escalones, épocas de bienestar.

Así que ayer, después de algún tiempo volvió al gimnasio de en frente a su casa. Llegó feliz, entusiasmada. Además la acompañaba un hermoso día de sol, de esos que te dan más ganas de hacer cosas.
Pagó la cuota del mes, pero después de 15 minutos tratando de recordar su número de socia (ella sabía que por alguna razón debía llegar un rato antes de la clase).
Entra al salón donde será la clase. Hay mujeres de todas las edades. Señoras mayores de cerca de 70 años vestidas de rosado de pies a cabeza, también están las habitué que por lo general rondan los 40 años, se van antes para ir a buscar a sus hijos a sus actividades de la tarde. Éstas son el objeto de mi envidia, ya que aunque tengo algo asi como 20 años menos, mi estado físico tiene mucho que envidiarles. Digamos que me cuestiono algunas cosas cuando la profesora pregunta "¿Donde está esa juventud?" y me doy cuenta que la mía por lo menos, no está, o las mujeres éstas se la quedaron toda.

Empieza la clase.
"Vayan a buscar sus trampolines" dice la profesora.
"¿¡Los que!? TRAMPOLINES?? Me estas jodiendo?!" piensa la muchacha. [si trampolines, de estos]
"Si, trampolines" contesta la profesora que parece leyó en su rostro que algo no le estaba quedando claro.

Vaya clase para retomar el ejercicio. Pensó en huír, pero algo la retuvo. Puede ser que la cantidad de trampolines que había en el salón no la dejaban pasar. Puede ser que la curiosidad haya podido más. Puede ser...

Música tipo punchi-punchi al mango. Levantar brazo, mover pierna, mover otra pierna, bajar brazo. Va bien. Re bien.

"Chicaaaaas! Terminó el calentamiento, ahora subanse al trampolín" - grita la profe.
Sole lamenta enterarse que eso solamente era el calentamiento, pues ya estaba queriendo descansar. Pero lo disimula cuando ve que todas (inclusive las veteranas de 70) se suben de un salto al trampolín y empiezan a saltar muy enérgicamente. Finjo una sonrisa y me preparo para lo que sigue: salto, salto, pie adelante, pie atrás, patada voladora, giro, vuelta y salto. Todo eso sin caerse! A las demás integrantes del grupo no parece preocuparles esta posiblidad, pero a ella le da mucho miedo, le parece un hecho inminente.
Así transucrren 30 minutos de clase. Ella ya está contracturada por el miedo a caer. El pulmón derecho quiere salir de su cuerpo en cualquier momento, el izquierdo no porque ya murió. Le tiemblan las piernas. Está aturdida por la música. La coreografía hace rato ya que sobrepaso sus habilidades motrices. Está pasando mal, realmente mal.
Se detiene.

"Hey tu, la nueva, por que paraste? ¿Te sentis bien? ¿Necesitas algo? No pares! Segui!" - le grita la mongólica de la profesora.
¿Nueva!? Voy a ese club desde antes que ella naciera, solo que falté algunos años... ¿Me siento bien? Que te parece infeliz!! Mirame la cara! Mirá mi pulmón por la ventana como se aleja corriendo! ¿Necesito algo? Un medico! Otro cuerpo! Dinero! Eso lo piensa, pero solo puede decir "hmgld.... " acompañado de un ruido como a persona agonizando.
Quedan solo media hora de clase.
Media hora...sólo 30 minutos... 1800 segundos... 1799, 1798, 1797...
No soporta más. Ni ella ni su cuerpo. Busca en su interior alguna reseva de energías. Salta del trampolin, agarra su campera y quiere correr hasta su casa. Obvio que no puede. Pero camina despacito, tropezando, temblando y feliz de que por fin la tortura terminó. O mejor dicho, que pudo escapar antes que la tortura terminara con ella.

9 comentarios:

Horacio dijo...

entonces el link sobre el brócolo no lo puedo ver?

sool dijo...

Y...creo que no. En realidad mejor, porque es un blog secreto que tengo.
Era una bobada igual, pero una reverenda bobada, lo que pasa que me dio curiosidad porque uno no habla del brócoli todos los dias y justo encontrarme con tu post... ta eso.

Lucy dijo...

jajajajaja, buenisimo! me cagué de risa sool! además es tal cual lo contás, bueno por lo menos en mis épocas de gimnasia...

Sebadog dijo...

Yo cometí la misma estupidez, pero en vez de hacer...trampoling? quise subir una montaña, que iluso yo.

No está tan bien escrita pero comparto mi historia al mejor estilo alcohólicos anónimos.

http://sebadog.com/articulos/caminata-en-el-pococho/

Dalma dijo...

Yo me embarullo con el step (sigue habiendo, no?).
Voy siempre a contramano y quedo pegada.
Mejor sigo en mi casa con los VHS de Jane Fonda, que estan pipí cucú.

Horacio dijo...

sí, claro, total ahora el que se queda sin saber soy yo

ta, grrrrrrrrrrRRRRRRR

sool dijo...

Horacio, probá de entrar ahora, lo habilité por un tiempito asi lo ves. Apurate que lo cierro de nuevo!

cubito dijo...

Bo nena, dejá de tunear tu blog!!! O sinó sacale el blogspot!!! O sinó no me escuches!

Cuando yo te conocí eras re atlética te acordás?

sool dijo...

¿Te acordas?
Qué épocas!