07 agosto 2007

hay que vivir con eso

La mayor parte de mi vida, odié que acusararn a las mujeres de ováricas. Que si estabas de mal humor te preguntaran "te vino?". Como si ésto nos hiciera actuar diferente. Pero en serio que odiaba que nos trataran de histéricas.

Antes.
Ahora se que tienen razón.

Todo empezó cuando me di cuenta que todos mis comportamientos extraños se daban en determinado momento del mes.
Hay una semana en la que por mas bien que esté puedo:
- llorar porque me cuesta atarme los cordones.
- insultarte porque cuando respiras hacés ruido.
- querer matarte porque... bueno, porque si.
- llorar porque tarda el ómnibus.
- llorar porque nunca voy a ver un capítulo nuevo de friends.
- llorar porque estoy llorando y no se por qué.
- insularte porque me preguntas por que lloro.

En serio, es todo culpa de las hormonas, no soy yo, son ellas.

Son épocas en las que no puedo controlar lo que digo o hago. Me convierto en un ser bastante más básico.
Lo peor es que me doy cuenta, y no puedo hacer nada al respecto. Solo avisar a los que me rodean y desearles suerte.

6 comentarios:

Bichicome dijo...

Que facil la culpa siempre la tiene otro...
:P

sool dijo...

No sé si otro... pero yo no!!

:)

Horacio dijo...

llora lobo llora...

Baterflai dijo...

Aprender a avisar es jodido... aunque algunos cuando ven la reacción dicen: "pará, pará... a qué fecha estamos?"


Y juro que eso te hace sentir para el reculo.

cubito dijo...

Yo suelo escudarme bastante en eso...

En ese momento que te das cuenta de lo rídicula que te ves llorando porque tu remera favorita esta sucia..."Yo no fuí...fueron las hormonas!".

Y me burlo de ellas un rato.

Ya no se q hacer conmigo dijo...

jajajajaja

que gracioso ...

:)