27 noviembre 2013

No es tan fácil tomar mate en casa...

Me levanto, me lavo los dientes, me visto. Pienso si me lave los dientes. Si. Pongo agua para el mate. Prendo la radio. El agua hierve. Apago el agua. Busco el mate. Quedó sucio de ayer. Lavo el mate y lo preparo. Bajo los mails. El agua se enfrió. Caliento el agua de nuevo. Me voy. Vuelvo. Ups! Se evaporo toda el agua. Pongo agua de nuevo. Pongo agua fria para hinchar al mate. ¿Donde deje la bombilla? Me voy. Trabajo. Vuelvo, el agua hierve. La pongo en el termo. ¿Donde deje la bombilla? La busco. Lavo un plato que quedó sucio de ayer. Me voy. Trabajo. Vuelvo. ¿Donde deje la bombilla? La encuentro. La apoyo arriba del mate. Me voy. Trabajo. Uy! El mate! Busco el mate, lo traigo al lado de la compu. Le pongo agua caliente para que hinche más. (?). Trabajo. Tomo un mate. Son las 13:00. Es hora de almorzar.

1 comentario:

Claudia Tannus de Mesquita dijo...

me pasa mucho lo mismo que a vos.... jajajajaj!