14 julio 2008

Luis Canard

Fue el primero.
Estaba de viaje, no podía gastar plata en pedorradas. Vamos Sole, sos adulta y no necesitas patos de hule. Bueno, sin ir mas lejos NADIE necesita patos de hule, ni los adultos ni vos ni los niños ni nadie. 
Igual venía bastante bien, hacía dos dias que estaba de viaje y no me habia comprado NI UNO!
¿Saben por que?
Porque no había.
El problema fue cuando llegue aca:

Una jugarreta de Dios, un truco del destino, una coincidencia de la vida!
Me puse nerviosa, comencé a hiperventilarme. Me sentí mareada y algo confundida.
No, porque si no.
Fue porque adentro estaba esto:

Algo en mi interior (la famosa voz) me decía:  "TOMALOS TODOS SOLE, TODOS!" y una vos un poco mas bajita que decía "SOLE, ESTAS DE VIAJE, SALEN CARISIMOS, NO PODES COMPRAR NADA DE ESO! MADURA!" 
Tengo que irme, pensé.
Rápido, no hay tiempo que perder.
-Popi, vámos, este lugar es malo! Malo! Malo!
- Si, para ya vamos, mira que linda latita de colores!
- No me entendes tu, te digo que me voy porque no puedo no comprerme todos los patos
- ....Si....bueno, pero mira la latita....
Mientras tanto yo daba vueltas en circulos mirando los patos y algun otro producto similar*... 15 euros no es una opción!
Y en una de esas vueltas lo vi a el... lo vi en un frasco junto con sus hermanos. Eran muchos, mas chiquitos y con menos colores  pero eran accesibles.
Y nos miramos.
No, mentira, no nos miramos, pero ahi si que n pude mas...
Les presento a Luis Canard!




Si ya se...es todo grisreaburridoynotienenadadeespecial, pero yo lo quiero y para mi es re lindo.









* Ejemplo de producto similar


Ah! Y las letras enormes que hay por ahi quedaron porque quisieron, yo no las puse.




5 comentarios:

Maggie dijo...

Quiero patos. Yo tengo mi propio pato. Es mi hijo, es amarillo, peludo, y tenía un collarcito que le arranqué porque le quedaba super gay. No puede dormir sin mí, así que en mi ultimo viaje, a Europa, me lo lleve conmigo. Conocio tantos lugares... y es que sabés lo que es para un peluche pasearse por ahí?
Y habia muchos patos. pero de verdad. no eran como mi ramon, pero me saque muchas fotos con ellos. por las dudas, viste.

Saludos a Lui Canard, y si queres conocer a Ramon, en el post Cuatro Dias en Paris hay una fotito de el en el Museo del Louvre. Brindemos por la felicidad de los patos.

Maggie
deberidarmeverguenza.blogspot.com

Maggie dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
cubito dijo...

Buenísimo!

Compraste moldes para comer patos?
Vamos a comer patos de chocolate?
O galletitas?
o lo que sea con esa forma!


fien!

Horacio dijo...

eeehhh, no vale!!! tienen que ser amarillos!!!!

Tom dijo...

Que es de la vida de Domingo? :(