07 mayo 2007

Mis lecturas preferidas en las mañanas

Definitivamente de las cosas que menos me cuesta hacer por las mañanas es leer.
No sólo no me cuesta, sinó que leo lo que sea que esté a mi alcance, es como un reflejo.
Con el pasar de los años, he ido marcando cierta preferencia por algunos tipos de lectura.
A saber:
- Lado de atrás de la caja de cereales
- Sección ingredientes en la etiqueta de la mermelada
- El prospecto del Perifar 400 o Perifar Flex
- La tapa de la agenda de teléfonos
- Y bueno, ni que hablar si alguien se levantó antes que yo y fue a buscar La Diaria al buzón

8 comentarios:

Baterflai dijo...

Durante todos los años de mi secundaria, la lectura matinal obligatoria era la etiqueta del frasco de chuker (sacarina líquida).

Así aprendí palabras hermosísimas como ciclosulfamato cálcico y benzosulfimida sódica.

Anónimo dijo...

sos grandeeee!!!
ta guenisimo tu blog, seguí así



Promedio 12

Cronopio dijo...

y el paquete de yerba, la caja de mate cocido, el té, cómo preparar un buen café y minutos de cocción del arroz.
Saludos Sool

roro dijo...

A mi me pasa algo parecido cuando me ducho a la mañana... no puedo dejar de leer las etiquetas del shampoo o de la crema de enjuague.

AgustinZ dijo...

a mi me cuesta tanto bajar las escaleras a buscar la diaria! :(

alguien dijo...

nada mejor que un buen café, medialunas y una lectura rápida de los prospectos de los medicamentos.

ni mencionar la leída acerca de las proteínas reparadoras del Pantene Pro-V en la ducha.

Annie dijo...

Jaja, me encantó lo que dijo Alguien. Y nunca entendí qué es lo que me gusta de leer todas esas cosas...

ananaa. dijo...

yo estoy muy acostumbrada a leer los telefonos a los que hay que llamar en caso de intoxicarse con GLADE, POETT O "LYSOFORM", a leer el envoltorio del pan de molde una y otra vez, y las caratulas de mis cuadernolas..
http://pensaaenmii.blogspot.com