16 febrero 2008

estudiando

Volví a estudiar después de no se cuanto tiempo que no lo hacía.
Y la verdad es que cuesta montones.
Pasó todo un día y sólo voy por el capítulo 1 de 23 y ya me pasó de:
Poder dormir la siesta!! (ariba del libro obvio)
Enojarme con los que estan acostumbrados a estudiar por desmerecer mi esfuerzo. (¿Y que me importa a mi que tu tengas que estudiar 8 libros como este??!)
Pasé la aspiradora en la alfombra del cuarto.
Pasé la aspiradora en todos los rincones.
Ya que estaba pasé la aspiradora adentro de los cajones.
Y bueno, si pasé en los cajones por que no pasarle la aspiradora a los zapatos que están en el placard?
Ordené la montañita eterna de cosas que hay arriba de la mesa.
Busqué fotos viejas.
Organicé las fotos viejas.
Volví a mirar las fotos viejas y a mostrárselas a alguien.
Hice un backup de la computadora.
Organicé los que había hecho antes.
Miré trabajos viejos de la facultad.
Volví a escribir en el blog.

Fue un día muy productivo.
Pero no se nada de marketing.

6 comentarios:

vamosabrillar dijo...

Una vez hice un post sobre todo lo que hago cuando tengo algo aburrido e impostergable que hacer.
No estás sola en el mundo, eh, para nada.

Horacio dijo...

yo no estudié para no tener que comprarme una aspiradora

Tincho dijo...

yo conservo siempre pila de cosas embolantes y atrazadas para hacer y entonces siempre tengo mi casa limpia y ordenada.

Lucas Carrasco dijo...

soool: pero que mina brillante, lástima que medio idiota (sigo paso a paso las instrucciones). Igual, el diseño de tu blog es impresionante,brillante -en el sentido literal, claro- es, no sé, luminoso: a veces entro para alegrarme la mañana, y te cuento algo: un amigo que es psicólogo, me dijo que hay que mirar cómo barren las personas (si amontonan en los rincones, por caso) porque eso las constituye como neuróticos. Bien, de modo que hoy, lo volví a ver y le pregunté cómo sería si pasan la aspiradora por los cajones (ponele q por los zapatos sea mentira). Bueno, no da para que te cuente la respuesta. Porque igual, me hizo reír tanto el comentairo de Horacio!
Saludos.

Silvi.- dijo...

Ja no te hacés una idea cómo te entiendo... se llama "Sindrome del estudio". Cuando hay que estudiar se buscan (y encuentran) todas las excusas para no hacerlo... nacen las ganas de cocinar, limpiar, ordenar...
Te lo digo yo que hace mes y medio que solo estudio pediatría!!
No veo la hora que sea 13!

Saludos y éxitos!

(Algo positivo: en período de exámenes las casas brillan!)

SoF dijo...

q buen blog !! estuve leyendo un rato, particularmete, me divirtió mucho tu patito de hule ^^ él sí q la sabe pasar biienn

suertee